sábado, 19 de octubre de 2013

Terremotos y actividad cerebral


¿Por qué hasta hace muy poco ha sido ignorada la actividad arrítmica del cerebro? Se consideraba que era una actividad evidente por sí misma pero carente de interés. En cierto sentido, puro ruido. Pero en los últimos años y a raíz sobre todo del artículo de He y colaboradores, arriba citado, se ha encontrado en esta actividad una estructura temporal compleja en forma de dos bandas de frecuencia distintas, siendo la amplitud de una banda dependiente de la fase de la otra (Kayser, Ermentrout, 2010). En concreto, la amplitud del componente más rápido depende de la fase del más lento. Este tipo de acoplamiento se encuentra también durante la ejecución de tareas. El hecho de que los autores encontrasen que se daba este fenómeno, incluso sin oscilaciones prominentes, da a entender que el mismo es relevante hasta para procesos no cerebrales, tales como terremotos, avalanchas o índices bursátiles. Y así lo comprobaron a través del manejo de amplias bases de datos y de simulaciones. Si tal tipo de acoplamiento será dependiente de regularidades estadísticas de un orden superior, es algo que queda por elucidar. El análisis mediante potenciales de campo implica muchos procesos a diferente escala temporal (desde potenciales postsinápticos hasta trenes de ondas, por ejemplo) pero, en cualquier caso, el estudio de los aspectos arrítmicos de la actividad neuronal masiva puede revelarnos muchas claves sobre las patologías cerebrales.